Organizadora de bodas

Bata el día de la boda Rain Blues!

Usted no puede controlar el tiempo, ni siquiera para su boda. Por lo tanto, lo mejor es aceptarlo y hacer planes para eludirlo. Ellos dicen que la lluvia en el día de su boda es buena suerte; utilice estos consejos útiles para garantizar que su día de bodas lluvioso sea tan hermoso como afortunado.

La lluvia es, obviamente, un negocio más grande para una boda al aire libre que un interior. Mientras que ninguna novia imagina el clima inclemente cuando selecciona un sitio al aire libre para su fiesta, es siempre una posibilidad. Siempre tenga un plan de copia de seguridad viable en el lugar antes de reservar un sitio de boda que esté al aire libre. Puede ser una tienda de campaña, un balcón cubierto en un albergue, un salón de baile interior en un hotel o incluso un refugio cubierto en un parque. Si no es obvio para los huéspedes donde encontrar su ceremonia en caso de que el evento necesita ser movido hacia adentro, señalar los planes de contingencia de lluvia en las invitaciones.

En el momento en que la semana de su boda rueda, usted debe tener una buena idea de la previsión del tiempo para su fecha. ¡Cuando llueve, prenda! Para una recepción alquilada, pida a la empresa de alquiler que traiga un piso para cubrir el interior de la tienda. Esto es especialmente importante si está lloviendo por unos días antes de su boda, ya que la hierba debajo de la tienda puede mojarse y lamentar. Alquilar un piso de tienda puede ser muy caro, por lo que asegúrese de mantener algunos fondos de reposición establecidos en caso de que necesite traer uno en el último minuto. También hable con su empresa de alquiler de tienda para obtener una carpa con lados, si sus planes originales no lo incluyen.

La comodidad de los huéspedes debe ser primordial en cualquier boda. Cuando la lluvia llueve, es una gran idea arreglar un montón de paraguas de golf enormes y asignar un grupo de hombres para acompañar a los invitados en la ceremonia. Sus padrinos estarán ocupados con asientos, entonces mire a primos, tíos u otros huéspedes masculinos sin una tarea específica. Cosas simples como la creación de soportes para paraguas y estantes donde los huéspedes pueden ocultar sus ropas de lluvia también serán apreciadas. De esta manera, los huéspedes pueden rápidamente retirar la actitud de su día lluvioso, revelar su encantadora ropa y joyas de boda y entrar en el espíritu de la celebración.

Para bodas al aire libre en días húmedos, hay varias otras cosas que hay que tener en cuenta. Mientras que un corredor generalmente no es aconsejado para una ceremonia en la hierba, si el suelo está embebido o fangoso, un corredor de pasillo fresco acostado antes de que la novia comience a caminar por el pasillo ayudará a proteger el tren en su vestido de novia. Si un remolque de baño portátil está siendo usado para la recepción, vea si es posible configurar una pasarela cubierta para que los huéspedes no se empapulen yendo de la tienda de recepción para baños. Además, no se olvide de sus músicos; que deben tener un lugar para jugar, que es seco para proteger sus instrumentos.

Por fin, la novia puede vencer los azules del día de la boda lluviosa, manteniendo una actitud asoleada. Una novia radiante que brilla en su vestido fabuloso y las joyas de boda se encender hasta el día más sombrío. Abra el tiempo si lo consigue, obteniendo fotografías tomadas con la atmósfera nebulosa en el fondo o incluso haciendo una caminata romántica en la lluvia; que pueden llegar a ser algunas de las fotos más impresionantes de su boda entera. Con espíritus altos, sin goteos pueden amortizar la alegría del día de su boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *